Esta cera no es cera de abejas

¿Por qué las láminas de cera de abeja estampadas no se apolillan? Porque no son cera. Al menos no cera pura de abejas, sino adulteraciones con parafina y otras materias grasas. Te cuento mi experiencia con la cera ecológica.

La cera de abeja estampada no se apolilla


Siempre me llamó la atención el hecho de que las láminas de cera de abeja estampada que guardaba de un año para otro no se deteriorara por el ataque de la polilla de la cera. Al menos eso es lo que me ocurría…hasta que comencé a utilizar cera ecológica.

Cuando guardaba cuadros con la cera estampada ya fijada y que no utilizaba finalmente ese año, los apilaba en una zona de la nave hasta el año siguiente. Nunca ocurría nada. Me decían otros apicultores que “la cera estampada no se apolillaba”.

Nunca llegué a comprender bien por qué ocurría esto y, sin embargo, mis bloques de cera fundida tenía que protegerlos con azufre pues no había cosa que gustara más a las polillas de mi nave. Se «apolillaban» conservados bajo las mismas condiciones que la cera en láminas.

 Mi paso a cera de abeja ecológica


Cuando convertí mi explotación convencional en ecológica, compré cera de opérculo en bloque a un apicultor ecológico del norte de España. A partir de ella me laminaron la cera que usaría luego en mis colmenas.

Me enviaron la cera ya laminada, y cuando recibí la mercancía, al sacar, oler, tocar y ver las láminas, me di cuenta perfectamente de que eso era algo distinto a todo lo que yo había usado antes como supuestas láminas de cera estampada.

Al abrí uno de los paquetes de láminas, su olor inundó la nave. Todo el que entraba en ella tras varios díasque tras varios días decía: ¡qué bien huele!, ¡huele a miel!…y es que daban ganas de comérsela y de olerla constantemente.

Mi experimento involuntario


Este año guardé en una misma pila de cuadros, entremezclados, cuadros sobrantes del año y encerados con láminas de las antiguas que yo tenía y cuadros de esa bonita cera ecológica nueva. Mi sorpresa ahora, después de todo el verano sin percatarme, es lo que puede verse en las fotos. La cera que aparece atacada por la polilla es la cera ecológica, y la que permanece inalterada es la no ecológica, de la que tengo aún remanentes.

¿ Por qué ocurre esto ?


Porque esa cera, la convencional, no es cera.  Será parafina, será grasa de cerdo solidificada o la porquería que sea con la elaboró las láminas quien me las vendió. Pero no es cera de abejas.

Ahora comprendo por qué la polilla no la ataca. Lo curioso – o vergonzoso –  del caso es que la factura que conservo de la misma lleva impresa, por parte del vendedor, la siguiente coletilla: «Cera estampada laminada a partir de la cera entregada por el propio apicultor».

El tipo se curó en salud, bien asesorado jurídicamente por algún avezado abogado. Con el tiempo supe que tuvo problemas por esto con algunos apicultores pues las abejas no estiraban la cera…se pasó con la parafina.

Ahora comprendo también por qué a mis abejas tampoco les gustaba, y en vez de estirar las celdillas a partir de la lámina estampada, construían a veces un panal encima de ella, entre la lámina y el panal contiguo, lo que los apicultores llamamos «falso panal».

Reflexión final


Los apicultores entregamos cera y nos devuelven parafina u otra adulteración que le venga bien al elaborador. Esto es así porque la cera auténtica, la que nosotros les entregamos, tiene también un mercado y una venta apetitosa para otros fines distintos a la apicultura y, porque además, el precio de las  láminas es elevado, y si se “corta”, la materia prima, la cera pura, se pueden fabricar más.

He  hablado en algunos artículos de la contaminación de la cera con pesticidas, pero ahora hablo de calidad, de que la cera estampada sea cera de abejas y no otra cosa. Yo al menos la quiero así.

¿Debería existir algo así como una «norma de calidad» para la cera con una composición mínima o estándar?

¿Existe ya en algún país? Los comentarios y la ayuda son bienvenidos.

ACTUALIZACIÓN 10/11/2019: dejar de utilizar láminas de cera estampada no garantiza que esta quede libre de residuos. Cuando las abejas construyen sus panales sin láminas de cera estampada dentro de una colmena donde se han realizado tratamientos químicos convencionales, los residuos pasan a los nuevos panales naturales construidos por las abejas. Pues leer más sobre esto en el artículo «El problema de la cera en apicultura ecológica».